La bovedilla es un material muy ligero y económico, lo cual la hace perfecta para cumplir variadas funciones dentro de cualquier proyecto de construcción. Sin embargo, por su aparente fragilidad puede pensarse que no es apto para usarse como material estructural, así que en esta ocasión te mencionamos cuáles son las ventajas de utilizar la bovedilla.


Aligeramiento del forjado

Al ser un material menos denso que otros, consigue cubrir la misma superficie soportando menos peso, lo que permitirá más libertad a la hora de fijar los pilares de la edificación.


Facilidad de colocación

Por su ligereza su colocación es más rápida, lo cual permite generar ahorros considerables en tiempo y en mano de obra.


Su peso y tamaño

Es posible fabricar piezas de mayor tamaño gracias a que pesan poco. Esto genera un gran beneficio porque se pueden cubrir grandes espacios con pocas unidades, lo cual también genera mayor rapidez en su colocación.


Aislamiento térmico

El poliestireno se utiliza como aislante térmico en forma de paneles, así que un forjado realizado con bovedillas será muy útil para aislar térmicamente cualquier edificación.


Reducción de costos

Gracias a que el peso del forjado se reduce con la utilización de estos materiales, no es necesario utilizar grúas ni elevadores para transportarlos y colocarlos.